Skip To Content

Search
emulation group

La otra cara de la moneda: la realidad de la agencia SEO

Entre tantas vertientes, variables y opciones en el mundo del marketing digital, una agencia SEO tiene grandes niveles de responsabilidades, además de un alto nivel de problemas con los cuales lidiar. Muchos de estos ni siquiera son referentes a su área de labor, sino generados por malos entendidos con sus propios clientes.

En la mayoría de los casos es porque se confunden los tiempos de labor y la importancia de los mismos; si se contrata a una agencia SEO para asesorar y llevar a cabo las labores de marketing digital se tiene que tomar en cuenta que son expertos profesionales, por lo tanto abrumarlos o intentar dirigir un proyecto no es siempre la mejor opción, mucho menos si no se maneja el tema.

La manera más eficaz de trabajar con una agencia SEO es establecer desde el primer día las labores y objetivos de cada quién; para la agencia lo primordial siempre será satisfacer las metas establecidas. Sin embargo los pasos a seguir deben proyectarlos ellos, porque son quienes conocen las herramientas y sabrán emplearlas de mejor manera.

Cosas que quien trabaja en una agencia SEO Barcelona debe tomar en cuenta

Quienes llevan estos negocios hacen mucho más que medir resultados y analizarlos, son personas capacitadas para desarrollar planes estratégicos enteros y redirigir una plantilla completamente nueva de acciones de marketing para poder alcanzar los objetivos.

Aun así, su labor es innovar, proyectar y crear planes de marketing; no salvar un producto o servicio que está mal establecido. Si la empresa no tiene una empresa favorable, no hay demasiado que la agencia pueda hacer por él, ya que los clientes percibirán el defecto del contenido, no importa qué tan buena estrategia lleve.

No hay que enfrascarse en el contador de visitas, es solo un número referencial que no representa en absoluto a las personas asiduas a la página. Cantidad no es calidad, por lo que no importa no tener el número más alto de visitantes, siempre que se tenga un número de interacciones y clientes considerable en relación al tiempo que tenga de vida el sitio web y lo que ofrezca.

Finalmente, hay dejar en claro las funciones de cada equipo. Muchas veces por mero desconocimiento se generan problemas porque el cliente espera que la agencia haga alguna acción sobre la cual no tiene ni información ni potestad para actuar. Por lo que establecer reuniones donde se proyecten las acciones y medidas a tomar será un respiro para todos.